Menu
Autores e ilustradores

Maurice Sendak

Fotografía de archivo de Maurice Sendak por Associated Press

Uno de los autores de referencia en el mundo de la literatura infantil es el escritor estadounidense de origen polaco Maurice Sendak. Su obra más famosa, Donde viven los monstruos lo catapultó a las estanterías de infinidad de hogares, convirtiéndolo en una de las figuras más adoradas, admiradas y premiadas de la literatura.

Nacido en Brooklyn en 1928, el trabajo de Sendak se vio marcado por su infancia y por el Holocausto, en el que parte de su familia, (que vivía en Polonia), perdió la vida. Este hecho, que lo acercó e introdujo al concepto de la muerte, de alguna manera, logró transformar de forma irrevocable el panorama de la literatura infantil y juvenil mundial, convirtiéndose en uno de los autores más reconocidos del siglo XX.

Me niego a mentir a los niños.

Maurice Sendak

Antes de Sendak, las historias para público infantil tendían a ser simplonas y algo ñoñas, y presentaban al lector (el niño) un mundo donde las complicaciones y las vicisitudes no existían, no se peleaban con sus padres ni vivían la frustración. Sin embargo, fue con Donde viven los monstruos, publicado en 1963 y por el que ganó la medalla Caldecott, donde por primera vez un autor infantil nos presenta un mundo algo más incierto y oscuro, cambiando el paradigma preestablecido hasta el momento.

Donde viven los monstruos. Maurice Sendak

Comenta el escritor estadounidense John Cech en su libro sobre Sendak que, su aparición en el panorama literario, es el resultado de la cultura de los años 60 en Estados Unidos y que por tanto, se ha de tener en cuenta que «este movimiento cultural no tiene como pilar fundamental el sexo, sino la juventud y la infancia, y que ese es el espíritu que impregna toda la obra de Sendak» y que por tanto, este matiz es relevante a la hora de analizarla.

Y es que, en definitiva, Sendak no hace otra cosa que reivindicar a los niños y a la infancia.

No puedes escribir para niños, son demasiado complicados. Sólo puedes escribir libros que sean de su interés.

Maurice Sendak

El autor tuvo una carrera muy prolífica y publicó más de 100 títulos en los sesenta años que duró ésta, hasta su muerte por una apoplejía a los 83 años en 2012. Posee un estilo ilustrativo muy característico (de hecho ha sido muchas veces considerado el Picasso de los libros infantiles) e incluso el diseño de sus monstruos ha hecho que, en ocasiones, padres y libreros consideraran a sus criaturas como demasiado amenazadoras y poco recomendables para niños.

Curiosamente, sus niños protagonistas también se encuentran alejados de los cánones establecidos de ojos azules y cabello rubio estadounidenses, y se cree que son un reflejo de los niños pertenecientes a la numerosa población inmigrante que observaba a través de su ventana en Brooklyn.

Sin embargo, no todas sus obras fueron un éxito o estuvieron exentas de polémica. Una de sus obras más controvertidas, y que mereció en 1970 la censura de la época, fue La Cocina de Noche. En ella, el niño protagonista se levanta de la cama por la noche y se pone a investigar lo que sucede en su cocina… pero ¡con la salvedad de que el niño está desnudo!. Una de las ilustraciones del libro, en la que aparece un desnudo frontal, fue la responsable de dicha censura. De hecho, y pese a que el propio Sendak defendió «la dignidad y la verdad del cuerpo humano» no volvió a dibujar ningún desnudo en sus libros.

Portada del libro La cocina de Noche

Fue en ese mismo año, en 1970, que Maurice Sendak fue galardonado con el premio Hans Christian Andersen, los pequeños premio Nobel de la narrativa infantil.

Como curiosidad y como forma de destacar la temática nada edulcorada que Sendak escogía para sus libros, me gustaría hablaros de uno de sus últimos libros publicados, de hecho, su última obra en vida (luego se publicó de forma póstuma El libro de mi hermano) que en español se titula Chancho-Pancho. Esta historia, fue escrita al final de la vida de su compañero de más de 50 años, el psicoanalista Eugene Glynn y está enormemente influenciada por la muerte. En la historia el cerdito protagonista decide montar una fiesta por todo lo alto en su noveno cumpleaños cuando sus padres mueren para ser comidos.


No Comments

    Leave a Reply